"The artist" Michel Hazanavicius. Artificio y Virtud

Antes:
  • Sobrepasada por el aluvión de críticas entusiastas y nominaciones en alud.
  • Alertada porque casi nunca lo nominado a los óscar es de mi agrado. Mas me inclino por lo alternativo, ya sabéis.
  • Impresionada por el reto que supone dirigir una película muda y en blanco y negro en los tiempos gritones y saturados de color en que vivimos.
  • Desconocedora del trabajo del director y los actores, aunque eso no sea un problema.
Durante:
  • Asombrada desde el primer minuto.
  • Me veo en blanco y negro, también yo, ingenua espectadora ante una de mis primeras películas. Creyéndomelo todo. Sonriendo, llorando, siguiendo las peripecias de unos personajes adorables.
  • Como en un juego de muñecas rusas, soy drama, película, actor, me miro desde la tramoya, soy público risueño y soy público del público y del film.
  • Veo trucos, esfuerzo, retazos de cine memorable y todo eso introducido como en vena, como un narcótico que me hace recordar en sueños la magnética luz del proyector en "El Crepúsculo de los Dioses", la sonrisa eterna de "Bailando bajo la lluvia", la miseria de aquel zapato que aparentaba comerse Charles Chaplin, los encuadres imposibles de "Ciudadano Kane", las estructuras industriales de "Tiempos modernos" y tantos otros momentos que están impresos para siempre en mi adn de animal cineadicto.
  • Una secuencia mágica, ella "entra" en el smoking de él, colgado en un perchero e introduce el brazo por la manga de la chaqueta y se abraza con su propia mano. El efecto visual es, tal cual, el abrazo de una pareja en la intimidad. Realmente impagable.
  • "De muda, nada" - pienso, todo el rato. La música, sabiamente dosificada, acalla, precipita, acaricia, enfatiza los momentos, subraya sonrisas y guiños, dramatiza movimientos de cámara y expresiones que van mas allá de la desesperación.
  • El actor protagonista, su sonrisa de Gene Kelly, de Valentino, la quintaesencia de todos los galanes, mucho mjor cuando la mira a ella, un poquito cargante de tan encantadora, y le ríen los ojos de amor, de admiración, una mirada de las que hacen historia.
  • Los zapatos de la chica, todo el rato, preciosos.
  • Y mas y mas y mas...
Después:
  • Aplaudo. Ha sido un alarde de buen cine. Un homenaje a las películas, a los espectadores.
  • No pienso en artificio como algo peyorativo, aunque haya echado de menos algo de frescura.
  • Id a verla. Atesoradla. Yo creo que la veré bastantes veces, seguramente me he perdido un montón de cosas.
  • Ah!. Maravilloso el personaje interpretado por el perrito Uggy. A la altura de cualquier héroe de Hollywood.

3 comentarios:

  1. ¡No he vistro la peli pero me han entrado ganas de verla y sentirme como tú!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la recomendación. Me ha encantado.

    ResponderEliminar